Gratal

Y Gratal tiene algo especial, cuando miras hacia la cima sientes una necesidad de subir y estar ahí, porque cuando has estado una vez sabes que las sensaciones desde ahí son únicas.

Hace muchos años subí por primera vez a Gratal con mi tío, mi primo y mi hermano. En esa ocasión, mi tío que era de ahorrar mucho tiempo nos guió por la famosa cuesta del gas, salvo que estés en muy buena forma te recomiendo evitarla. Hay un camino a través de bosque que aunque alarga en tiempo y distancia es más cómodo.

Después del bosque, cuando llegas a la pradera divisas ahí arriba Gratal. Aunque parece que está muy lejos… no queda tanto.

Si quieres más información aquí te dejo un enlace muy interesante https://www.excursionesporhuesca.es/actividades/ascension-al-pico-gratal/#.Xj8GNmhKjIU