Jornada en trineo

A escasos 70 km de Huesca encontramos el lujo de poder disfrutar de unos paisajes preciosos que en pleno invierno se cubren de centímetros de nieve.

No podíamos dejar pasar el disfrutar de una jornada con trineos en familia y rodeados de grandes amigos.

 

Así que aprovechamos un domingo soleado con nieve recién caída esa noche para subir a Formigal, los niños disfrutaron y los adultos también ¿quién disfrutó más?